El Gilipollas de la semana

Nuestro premio al menos avispado de esta semana se reparte una vez más entre dos auténticos talentos. Son muchos los candidatos que por sus caídas, su torpeza o su ingenio invertido se han quedado fuera de esta digna mención, pero a buen seguro disfrutaréis con los agraciados.

Nuestro primer elemento decide conducir algo que parece que no está hecho para él, y estas son las consecuencias.


Mira como mola mi Lamborghini Diablo

En segundo lugar, alguien con más pecado: conduciéndose a sí misma, esta rubia intenta confirmar el clicé a toda costa y cual salmón afronta la marea contracorriente en estas escaleras mecánicas.


La rubia cabezota de la escalera

Os invitamos a colaborar con aquellos personajes absurdos u odiosamente estúpidos, estaremos encantados de incluírlosen nuestro post semanal.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario